Bienvenida

Marhabba

DING…DONG…el timbre suena y yo me siento emocionada. Cada vez. Todas las veces.

Antes de abrir la puerta no sé si respiro hondo para calmarme, pero sé que sonrío.

Porque mi corazón se alegra de verte incluso antes de abrir la puerta.

Y porque me encanta iluminar tu sonrisa con la mía.

Bienvenida a La Casa del Yoga Thai.

Me llevo la mano al corazón mientras te invito a pasar.

En silencio me digo que es un honor y un regalo tenerte en mi hogar, consciente de que tu corazón ya se lo ha escuchado al mío.

Mientras vas entrado, me pregunto cuál de tus sentidos se despertará antes, con qué conectarás primero:

¿Sientes el olor del incienso escogido para tu llegada?

¿O quizá es la luz que te envuelve con suavidad desde que has entrado?

Has llegado a casa y es posible que sientas cómo tu cuerpo vibra con la música que está sonando.

Marhabba (que es la forma de hacerte sentir bienvenido en el mundo árabe).

Imagina mi sala de estar ahora también tuya, llena de coloridos almohadones y cojines de todos los tamaños, un mar de suavidad invitándote a soltar, a descansar. Es nuestro espacio de encuentro, el lugar donde dejas que el mundo exterior siga sucediendo fuera mientras te preparas para descubrir tu interior.

Ya no hay prisa. Ya estás aquí. Has llegado.

 

Todos somos un poco tímidos al llegar a un lugar nuevo. Y si es tu primera vez en un espacio de yoga, puede que creas que hay un código de silencio o reglas que debas cumplir. Te entiendo, yo también lo pensaba.

Sin embargo, lo que realmente me gustaría es que pudieras prepararte una infusión y disfrutaras un rato de calma paseando por la web o contándome qué es lo que más te interesa.

Quiero ofrecerte lo que de verdad necesitas, por eso me gustaría que visitaras cada espacio de esta casa y vieras todo lo que he preparado para ti.

Quiero que sientas este lugar como un refugio que no sature tus sentidos.

Déjame que comparta algo que nos enseña el yoga

«en la sencillez está la calma»

Y con esta misma energía de calma quiero ofrecerte una meditación para abrir el corazón.

Solo tienes que pinchar AQUÍ 

No hace falta que dejes tus datos ni nada. Es un regalo de mi corazón al tuyo.

Un gracias por estar y por ser.

Pero si quieres que te vaya contando qué hacemos y quién soy, abre este enlace y rellena tus datos. Estaré encantada de contarte y de contar contigo en nuestra sangha, una comunidad que crece y aprende unida.

 

Contacta

facebook

La Casa del Yoga Thai

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X