Una vida perfecta pero no completa

Adela tiene cuarenta y tres años, es madre de dos gemelas que le revolucionan la vida desde hace catorce años y un niño de nueve que es la luz donde se mira en los momentos oscuros. Tiene estudios superiores pero nunca ha trabajado fuera de casa.

Conoció a su marido el verano que acabó la carrera mientras viajaba con sus amigas para conocer el Mundo. Cambió el Mundo por el Amor.

Adela se siente muy afortunada. Tiene una familia deliciosa y una vida cómoda a ratos. Pero no es feliz. Y no sabe por qué. Tampoco tiene mucho tiempo de preguntárselo, aunque últimamente sí que le ronda demasiado a menudo esa sensación de que algo falla.

Si lo tienes todo, ¿por qué no eres feliz?

A estas alturas de su vida Adela ya no sabe qué hace ni para qué hace lo que hace. Sólo sigue adelante, cada día; uno igual que el otro, pero cada día más cansada que el anterior.

No reconoce ninguno de sus dones y talentos más allá de cuidar de la familia y llevar la casa. Recuerda que en su juventud –qué lejos ha quedado- se le daba bien inventar y crear manualidades…y cuando era niña, se divertía trepando a los árboles que había en los campos que rodeaban su pueblo.

A lo largo de los años ha ido suavizando los conflictos en la familia a costa de renunciar a partes de sí misma. Lo mismo ha hecho con su pareja y las pocas amigas que tiene. Pero ya no se reconoce en esa maraña de falsos lazos. Aunque no lo queda más remedio que seguir enredada en ellos.

Su Alma le pide a gritos un cambio, una pausa, viajar, lo que sea…pero ella calla la voz con más rutinas y sólo se concede vacaciones familiares donde sigue haciendo lo mismo pero en otro escenario.

No sabe que su falta de claridad se debe a los bloqueos emocionales que arrastra y que empiezan a ser también físicos. Y cree que todo se arreglaría si consiguiera sacar tiempo para hacer algo de deporte…pero nunca lo hace.

Adela ha olvidado que todo lo que necesita para recordar que es feliz es vivir desde el corazón.

A menudo nos empeñamos en correr buscando soluciones cuando la respuesta que necesitamos está en nuestro interior. Tu Alma siempre sabe la respuesta pero no te has parado a escucharla.

 

LO QUE ESTÁS BUSCANDO ES LO QUE YA ERES

Conoce esta herramienta para conectar con tu sabiduría interior y volver a sentir la felicidad innata de tu Alma.

Accede a tu sesión de lectura de Registros Akáshicos

Es lo que necesito

Si tienes preguntas o quieres saber si puedo ayudarte reserva una cita gratuita conmigo aquí

¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X